Natación en el embarazo: precauciones
10/06/2015

                La natación es un ejercicio maravilloso para realizar en el embarazo por diversas razones. No obstante, es importante tener en cuenta varias consideraciones al momento de hacer esta actividad física para que su salud y la de su bebé estén siempre resguardadas.

¿Por qué la natación es un buen ejercicio para el embarazo?

                Nadar es un excelente ejercicio para hacer durante el embarazo. Es un ejercicio de bajo impacto que protege las articulaciones y una relativa resistencia para hacer ejercicio cardiovascular, promover la circulación de oxígeno, controlar la presión arterial y mantenerse en forma ¡Es simplemente perfecto!

                Además, hacer ejercicio prenatal es ideal para reducir los niveles de estrés en el embarazo y mantenerse activa. Le ayudará a estar saludable en cuerpo y mente.

                Si desea obtener información sobre cómo reducir el estrés durante el embarazo de forma natural, haga clic en el siguiente artículo: /articulo/remedios-naturales-para-reducir-el-estres-en-el-embarazo

¿Qué precauciones tener en cuenta al momento de hacer natación en el embarazo?

  • Siempre haga un calentamiento previo antes de empezar a hacer la actividad para evitar lesiones.
  • Evite los buceos prolongados.
  • Siempre utilice un calzado de goma que sea anti-resbalante para cuando esté fuera del agua.
  • Consulte con su médico: hay ciertas condiciones que son factores de riesgo para una mujer embarazada y que, de tenerlos, pueden poner en peligro la vida de la paciente y la del bebé. Antes de animarse a hacer cualquier ejercicio en el embarazo, recomendamos que vaya a una cita con su médico para saber si puede o no hacer dicha actividad física.
  • Evite nadar antes de hacer comidas grandes. Debe tener en cuenta que el aumento de los niveles hormonales en el embarazo provoca que el sistema digestivo se haga más lento, por lo tanto, la digestión de los alimentos tarda más. Cuando haga ejercicio prenatal, coma liviano por lo menos dos horas antes del ejercicio para evitar náuseas o problemas de reflujo.
  • Cuando entre a la piscina, siempre hágalo a través de la rampa o de las escaleras con mucha precaución ¡Nada de clavados!
  • Haga este ejercicio con la orientación de un especialista en natación para embarazadas. Esta persona le ayudará a respirar adecuadamente para no acelerar su ritmo respiratorio. De este modo, evitará mareos.
  • Conozca su cuerpo ¿A qué nos referimos con esto? Pues a que probar los diferentes estilos que le recomiende su instructor es maravilloso, pero siempre nade en el que usted se sienta más cómoda y menos exigida. Lo mejor es evitar agitarse.
  • El hecho de que esté en el agua, da la sensación de estar fresca. No tiene calor y está rodeada de agua fresca, pero no quiere decir que no esté expuesta a sufrir deshidratación. Por ello, manténgase hidratada durante toda la actividad física.
  • Si presenta sangrado vaginal, absténgase de hacer este ejercicio o cualquier otro y contacte inmediatamente a su médico.
Secciones destacadas
Gestograma
Fecha de Parto
Calcular Sexo del Bebé
Calcular Fecha de Ovulación
Índice de Masa Corporal
Aumento de Peso
Preguntas al Doctor
Semana a Semana
Medicamentos
Novedades
Listas de Embarazadas
Directorio de Profesionales
Nombres de Bebé
Opciones del Usuario
¿Por qué registrarse?
Semana a Semana
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
Noticias destacadas
Ultrasonidos 2D / 3D / 4D en Miami
Masaje Prenatal y Post-natal en Miami
Fase temprana del parto
Beneficios de hacer ejercicio en el embarazo
Colestasis del embarazo
Qué es una doula y cuáles son sus funciones
Categorías destacadas
Adolescente Embarazada Aparato Reproductor Cómo me siento Cuidados del Bebé Desarrollo Mes a Mes Drogas y Embarazo Dudas Comunes El Parto Embarazo a los 35 años Fertilidad Moda y Belleza Mujer Nutrición PostParto Primeros Auxilios Ultrasonido Vacunas
ver la versión Desktop de este contenido